¿Qué es el CBD y cómo interactúa con el organismo?

by Mae Knapougel

Descubre qué es el CBD y cuál es su función en el organismo.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol es una sustancia química y natural de la planta Cannabis sativa L, también conocida como cannabis o cáñamo.
El CBD es, por lo tanto, un cannabionoide que se encuentra y extrae del tallo, hojas y flores de la planta de cáñamo. No guarda ningún parecido con el famoso THC (sustancia “que coloca”).

 

 

¿Cómo interactúa con el organismo?

Como ocurre con cualquier sustancia química natural, el CBD tiene efectos en nuestro organismo al unirse a los receptores que se encuentran en las superficies de nuestras células. Interactúan con las proteínas que están ancladas en la membrana celular y que funcionan como transductores de señales, generando así ciertas respuestas fisiológicas.

En un símil fácil de entender, los receptores son como “cerraduras de acceso” a las células, y cuando se activan mediante la interacción con compuestos afines a ellos, le dicen a la célula qué hacer o no hacer.

Estos receptores celulares modulan la liberación de neurotransmisores y hormonas que regulan distintos procesos biológicos en nuestros organismo.

El cuerpo humano posee su propio sistema endocannabinoide: una red reguladora que optimiza el funcionamiento del organismo (influye en el dolor, la memoria, el estrés, el sueño, el metabolismo, el sistema inmunológico y el sistema endocrino). A diferencia de otros cannabinoides, el CBD no se une directamente a los receptores de este sistema, sino que trabaja de otra manera, generando así efectos únicos en el cuerpo.

Es importante entender que la forma de administración de CBD juega un papel fundamental en la metabolización de dicha sustancia: si se toma por vía oral, por ejemplo, el compuesto debe atravesar el aparato digestivo, mientras que si se consume por vía sublingual, se inhala a través de un vaporizador, o entra por los poros de la piel en forma de crema, el CBD evita el paso por el sistema digestivo y actúa con más rapidez en el organismo.

Una vez ingerido y absorbido, este cannabinoide llega al hígado para ser metabolizado en una serie de compuestos que pueden ser utilizados por las células. Desde ahí, los metabolitos del CBD navegan por todo el cuerpo para interactuar con un amplia variedad de receptores, como los de serotonina.

 

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios del CBD son múltiples y muy variados. Muchos de ellos se siguen investigando, aunque algunos ensayos clínicos ya señalan su enorme potencial terapéutico.

– Regula la percepción del dolor y su nivel de intensidad.
– Puede aliviar el malestar crónico.
– Es antiinflamatorio, siendo así un buen remedio para las enfermedades inflamatorias
intestinales o cutáneas.
– Es un gran analgésico.
– Puede prevenir enfermedades como el Alzheimer, por su carácter neuroprotector.
– Es un gran antidepresivo y tiene un efecto calmante en el sistema nervioso central, pues activa, amablemente, el sistema nervioso parasimpatico.
– Regula el estado de ánimo, la felicidad, la concentración y estabilidad emocional por su interacción directa con los receptores de serotonina. Es, por lo tanto, antidepresivo.

El gran beneficio de esta sustancia natural es recuperar la homeostasis del cuerpo: el CBD sólo actuará si hay un desequilibrio en el organismo. Si todo se encuentra ordenado y estable, la sustancia no hará nada, por lo que no tiene efectos secundarios.

 

 

Usos sencillos

Existen muchas formas de utilizar el CBD: desde la ingesta directa vía oral, o a través de la vía sublingual. También se puede oler por la nariz o absorber por los poros de la piel. Las flores de CBD se pueden incluso fumar y también quemar.

Puedes incluir unas gotas de aceite de CBD en tus comidas diarias: la base es aceite de oliva virgen extra y el extracto natural de la planta de cáñamo. Puedes utilizarlo antes de meditar, colocando unas gotas debajo de tu lengua y sembrando una intención antes de comenzar. Puedes incluir unas gotas de CBD en tu infusión de noche para dormir con más placidez y menos interrupciones.

Puedes usar las cremas de CBD después de la ducha, untar tu piel con ellas y masajear suavemente hasta que los poros la absorban completamente. Si además has hecho una actividad física intensa, notarás como los músculos se relajan y regeneran.

 

Estos son algunos usos que puedes darle a tus aceites o cremas de CBD. Lo importante es que antes, siembres una intención. Consumir por consumir no surtirá el efecto esperado, pues no sabes realmente lo qué haces y porqué lo haces. Cuando somos conscientes de nuestros dolores o enfermedades y utilizamos remedios naturales, el efecto es mucho más elevado si hay una intención interactuando. La mente juega un papel fundamental en la salud del organismo: encauzar su energía hacia la curación trae consigo efectos muy positivos. El CBD es un aliado, pero no un milagro. El milagro está en ti. El poder de curación reside en tu interior.

PARTICIPA EN EL SORTEO DE UN LOTE DE PRODUCTOS ELYSIUM: ACEITE Y CREMA Y AL MISMO TIEMPO CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO

SUBSCRIBE TO OUR LOVE LETTER AND GET 10% DISCOUNT ON YOUR NEXT ORDER

¿ERES MAYOR DE 18 AÑOS?