Hábitos Saludables para el 2022

by Mae Knapougel

Descubre cómo incorporar hábitos saludables en el 2022

Todos queremos incorporar hábitos saludables a principios de año. La palabra “comienzo” nos invita a empezar de nuevo. Nos brinda la posibilidad de una nueva oportunidad.

Nos permite recapitular: dejar atrás lo que no nos sirve, mantener lo que sí nos sirve e incorporar lo que nos puede ayudar a evolucionar. Y en muchos casos, los hábitos saludables son grandes aliados.

 

 

¿Qué son los hábitos saludables?

Un hábito saludable es una acción positiva que se ha conseguido dominar y que, tras muchas repeticiones, se ha convertido en algo natural. Es una acción que realza la vida: una herramienta que, al practicarla con asiduidad, eleva nuestra energía y no nos la quita.

Practicar, por ejemplo, 20 minutos de movimiento consciente a diario es un hábito saludable. Aunque pensarías que el deporte te resta energía, por el esfuerzo y desgaste que conlleva, en
realidad es todo lo contrario. Numerosos estudios científicos evidencian los efectos restaurativos del deporte sobre el cerebro. Es una práctica que alimenta el foco mental, la concentración y el
bienestar corporal.

Este hábito es saludable porque nos aporta valor. Nos permite desarrollar habilidades internas para ser más eficientes, alegres y conscientes.

 

 

¿Cuáles son los beneficios de los hábitos saludables?

Los hábitos saludables presentan beneficios concretos y otros más generales, como por ejemplo:

– realzan la vida,
– generan mayores cantidades de energía,
– aportan una sensación de gran bienestar y calma,
– regulan nuestros relojes internos,
– cubren las necesidades básicas a nivel físico, emocional y mental,
– desarrollan y mejoran habilidades internas, como la concentración, la memoria, la agilidad, la ecuanimidad, la intuición…

Los beneficios son, en realidad, innumerables. Y todos muy gratificantes.

Pero, ¿si los resultados que nos ofrecen son tan placenteros, porqué nos cuesta tanto tenerlos?

 

 

Tips para incorporar hábitos saludables en 2022

Incorporar un hábito saludable requiere de un aprendizaje. Y el aprendizaje, al principio, necesita de dos elementos fundamentales: el esfuerzo y la constancia.

Una de las debilidades del ser humano es estar obsesionado porque todo sea placentero. Al ego no le gustan las dificultades, y menos aún la paciencia y perseverancia. Es una cuestión de propia supervivencia.

Priorizamos el placer a corto plazo frente al bienestar a largo plazo. Vivimos en una sociedad que tolera muy mal el sufrimiento. Por eso, es importante entendernos. Porque al ser conscientes de cómo somos, podemos crear estrategias para incorporar cosas nuevas de una forma más óptima y placentera.

Por lo tanto, para incorporar hábitos saludables es importante:
ir paso a paso: trabajar un hábito durante un cierto tiempo, y dedicar toda nuestra energía en hacerlo nuestro. De nada sirve proponerse muchas tareas y desperdigar nuestra atención hacia muchas cosas nuevas. Esto sólo genera más ansiedad y ganas de acabar. La clave está en que seamos capaces de convertir el proceso en un juego.
disfrutar del proceso: como hemos mencionado antes, al ego le gustan las cosas fáciles. Es ávido de placer y reacio al dolor. Por lo tanto, es importante que el primer hábito que escojas sea fácil y su proceso atractivo. Si eres una persona que ama los dulces y siempre has optado por los procesados del supermercado, no pretendas dejar de tomarlos. Eso sólo generará frustración. Lo que puedes hacer, es seguir comiendo los mismos dulces, pero en su versión casera y vegetal. Coger las recetas que más te gustan y cocinarlas tú mismo. Aunque parece que no es un gran cambio, pues mantienes el hábito de consumir cosas dulces (lo que no es malo), en realidad sí lo es. Ahora estás nutriendo a tu cuerpo, mientras que antes sólo le aportabas calorías vacías.
ser realista y compasivo: otro factor que determinará el éxito de un hábito es su grado de realismo. Si eres una persona que jamás ha practicado deporte, no puedes pretender, de la noche a la mañana, realizar dos horas de ejercicios intensos. Tienes que ser consciente de tus condiciones actuales y construir a partir de estas limitaciones temporales. Empezar por 30 minutos diarios, por ejemplo, con un cardio suave y unos ejercicios adaptados a tus necesidades. Además, es muy importante, respetarte y cuidarte. Al final, el propósito de un hábito saludable es que realce tu estado vital. Y la compasión, en este caso, es un pilar fundamental. Háblate con amor, como si estuvieras hablándole a un ser querido tuyo. Se paciente en tu camino: acepta tus errores y momentos de bajón, pues forman parte del proceso de aprender algo nuevo. Si te fijas en los niños, son grandes maestros. Ellos se caen miles de veces al intentar caminar, pero no por ello dejan de volver a hacerlo. Las equivocaciones son necesarias para evolucionar. Nos permiten saber lo que está bien y lo que está mal.

 

Recuerda que el camino es igual de válido e importante que el objetivo. Disfruta de cada momento. Celebra cada conquista. Ríete de cada caída.

PARTICIPA EN EL SORTEO DE UN LOTE DE PRODUCTOS ELYSIUM: ACEITE Y CREMA Y AL MISMO TIEMPO CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO

SUBSCRIBE TO OUR LOVE LETTER AND GET 10% DISCOUNT ON YOUR NEXT ORDER

¿ERES MAYOR DE 18 AÑOS?