El CBD y el sistema inmunológico

by Mae Knapougel

Descubre la relación entre el CBD y el sistema inmunológico

Vivimos expuestos a la continua amenaza de virus y bacterias, enfermedades infecciosas y alérgenos, contaminación y pandemias…

Nuestro cuerpo debe defenderse, constantemente. Utilizamos grandes dosis de energía en contraatacar, batallar y eliminar elementos nocivos de nuestro cuerpo.

Aunque no somos conscientes de ellos, nuestro sistema inmunológico se ve resentido ante tanto esfuerzo.

La naturaleza es tan perfecta que al crearnos nos otorgó un sistema de defensas que no necesitaba de nuestra atención completa para defenderse y actuar. Sin embargo, la sobreexposición a elementos tóxicos es tal que, congestionado y exhausto, el sistema inmune a veces no da para más.

Por eso, en estos casos, el aceite de CBD nos puede ayudar.

Pero antes de empezar, debemos entender qué es el sistema inmune.

 

 

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es una red de órganos, tejidos y células interconectados que tiene la misión de protegernos ante agentes extraños y elementos nocivos.

Nos permite generar una respuesta de defensa interna ante un agente infeccioso, por ejemplo. Vigila y detecta cualquier cosa que pueda ser dañina para el cuerpo, como los virus o bacterias. Una vez reconoce al agente maligno, es capaz de activar un mecanismo de ataque para expulsarlo del cuerpo.

El primer tipo de inmunidad que se desarrolla es la innata: son, principalmente, células presentes en áreas de contacto frecuente con agentes extraños, como el tracto respiratorio y digestivo. Es muy eficiente y, en ocasiones, basta con esto solamente.

Sin embargo, otras veces es necesaria la acción de la inmunidad adaptativa, que es específica para determinado agente y es una respuesta más poderosa y especializada que se va desarrollado con los años y la experiencia. Esto ocurre gracia a la memoria inmunológica, que madura a medida que este sistema batalla contra diferentes elementos externos.

 

 

Beneficios del CBD en el sistema inmunológico

Para que el sistema inmunológico funcione correctamente, requiere de lo siguiente:
– una alimentación balanceada que incluya proteínas, carbohidratos, grasas saludables, frutas y verduras…
– tener una buena calidad de sueño,
– disponer de una mente sana,
– evitar el consumo regular de sustancia tóxicas como el alcohol o tabaco…

Y aquí es donde entra en juego el aceite de CBD. Si aún no sabes lo qué es el aceite de CBD, te invitamos a que leas los artículos siguientes: ¿Qué es el CBD? ¿Cuáles son los beneficios del CBD? ¿Cómo interactúa el CBD con nuestro organismo?

Entre muchas de sus propiedades, el CBD destaca por ser un gran sedante: nos permite conciliar mejor el sueño. Un sueño reparador genera un sistema inmunitario más sano.

También hemos visto, en artículos anteriores, que el CBD aporta calma mental: es capaz de activar el sistema parasimpático, responsable del estado de reposo del cuerpo. Y una mente tranquila y sana es necesaria para tener unas defensas fuertes y eficientes.

Además, según indican estudios científicos recientes, el CBD es considerado como inmunosupresor: ayuda a reducir la producción de Citocinas 3 e inhibe la función de las Células T 4. Esto nos ayuda a regular nuestro sistema inmunológico.

El CBD tiene también propiedades antiinflamatorias que apoyan el sistema inmunitario al disminuir los niveles de inflamación.

Muchas enfermedades autoinmunes son causadas por una mayor inflamación, y el CBD puede combatir esto mientras trabaja para fortalecer el sistema inmunológico.

 

 

Tips saludables para subir las defensas.

Un consumo consciente y diario de CBD, junto a una alimentación colorida y lo más natural posible, una dosis correcta de agua (entre1,5L y 2L), de 7 a 9 horas de sueño profundo, una práctica deportiva asidua (de 3 a 4 veces por semana) y una gestión correcta del estrés son herramientas indispensables para sostener el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Y conseguir todo esto es posible. Lo importante es incorporar hábitos nuevos de forma paulatina y sin prisas. Si quieres saber más al respecto, puedes leer nuestro artículo “Hábitos saludables para el 2022”.

Hoy compartimos contigo una pequeña meditación para sostener y apoyar tus sistema de defensas.

Colócate en una postura cómoda y digna.
Con el pecho abierto y los hombros relajados.
La espalda erguida y una suave sonrisa.
Suaviza los músculos de tu rostro.
Suelta la tensión que recae sobre tus hombros.
Coloca unas gotitas de aceite CBD Boost Inmunity bajo tu lengua y cierra los ojos.
Poco a poco, a tu ritmo, conecta con la respiración.
Siente como al inhalar, el aire entre por los orificios de tu nariz.
Y como al exhalar, el aire sale de tu nariz.
Realiza tres respiraciones largas y conscientes.
Ahora, visualiza en tu interior, un sistema lleno de células. Ubícalo donde quieras.
De él emana una luz plateada: es la fuerza de tu sistema inmunológico.
Siéntelo dentro de ti. Dirige tu atención hacia ese sistema de gran valor.
Visualiza como las propiedades curativas del CBD se acercan a él.
Lo nutren. Lo fortalecen. Lo sostienen.
Puedes mantenerte en este estado de conexión interior el tiempo que lo desees. No tengas prisa por ir a ningún lugar. Este es tu hogar.

PARTICIPA EN EL SORTEO DE UN LOTE DE PRODUCTOS ELYSIUM: ACEITE Y CREMA Y AL MISMO TIEMPO CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO

SUBSCRIBE TO OUR LOVE LETTER AND GET 10% DISCOUNT ON YOUR NEXT ORDER

¿ERES MAYOR DE 18 AÑOS?